Si estás buscando cómo hacer un plan de contenidos, es porque has identificado que necesitas obtener una fuente de captación de clientes potenciales o porque necesitas reforzar tu marca a través de una estrategia de branding. Un plan de contenidos te permite lograr estos objetivos y una serie de beneficios más. Pero antes me gustaría mencionar algunos conceptos que nos servirán para desarrollar esta estrategia.

¿Qué es una estrategia de contenidos?

Es la gestión ordenada y organizada de los contenidos que se requieren desarrollar. Nos permite además establecer de forma concreta los objetivos que se requieren alcanzar. Requieren contar con ciertos lineamientos base como la segmentación que en términos de marketing digital, esto se puede conseguir utilizando estudios como el mapa de empatía o la definición de un buyer persona. En el caso concreto de posicionamiento de marca, existen otras herramientas que nos permiten desarrollar branding digital, lograr una adecuada reputación online, entre otros.

¿Qué es un plan de contenidos?

Un plan de contenidos es una guía que nos sirve para establecer, crear, programar y organizar contenidos en nuestros canales de comunicación digital, según la estrategia de marketing de contenidos. En este documento, se describen los materiales a desarrollar categorizados por temas, así como los detalles de los contenidos que se publicarán.

Además no solamente permite demostrar lo que representa tu marca, sino también cuál es la experiencia que compartes con tu sector.

¿Cómo se desarrolla un plan de contenidos?

Siempre es necesario entender cuál es nuestra situación actual. Es decir evaluar los contenidos actuales, los objetivos trazados e identificar los formatos y frecuencia utilizada. Esto nos dará una idea inicial de lo que tenemos. Los contenidos cumplen los siguientes propósitos elementales: formar, informar y entretener.

Cuando se habla de formar, se refiere al aprendizaje, al conocimiento que podemos lograr. Cuando se trata de informar, esto nos permite estar enterados sobre temas relevantes en nuestro sector o industria, o en la sociedad. Y la parte de entretenimiento implica encontrar esos contenidos que nos permiten diversión y distracción.

Es por ello que lo primero que se tiene que hacer es entender a nuestro target y analizar cuál es el problema que requieren resolver. Es decir, se necesita estudiar las características y necesidades de nuestro público para luego definir y desarrollar contenido. Al final esto se plasma en una variedad de información. Una vez identificadas estas necesidades, es usual definir como los queremos alcanzar.

Ventajas del marketing de contenidos

El marketing de contenidos es una estrategia de marketing digital bastante sólida si se desarrolla con planificación. A continuación se señalan algunas ventajas que nos permiten identificar criterios para su desarrollo.

  • Permite a la marca ser una fuente confiable de información o contenido valioso.
  • Posiciona la marca como líder o experto en el sector.
  • Mejora el posicionamiento web y aumenta el tráfico al sitio web.
  • La información desplegada en en el tiempo seguirá brindando nuevas oportunidades de tráfico orgánico.
  • Permite generar conciencia de marca a través de contenido, permitiendo atraer clientes potenciales.
  • Genera una comunidad con clientes potenciales. Y se mantiene cautiva a través de la fidelización de usuarios.
  • Establece una diferenciación con tu competencia.
  • Logra de manera frecuente una interacción con personas interesadas en tu marca.
  • La atención oportuna y la capacidad de respuesta genera confianza hacia la marca.

Consideraciones para armar contenidos

A continuación se describen algunos lineamientos que considero importantes al momento de elaborar contenidos:

  • Establecer una propuesta de valor coherente con la marca.
  • Definir los canales de comunicación que se utilizarán para los contenidos.
  • Clasificar el material de forma que sea organizado en el tiempo.
  • Establecer los formatos de contenidos que se utilizarán en los canales digitales.
  • Involucrar a todos los miembros de la empresa de forma que puedan aportar y apoyar la estrategia.
  • Desarrollar una variedad de material que genere el interés de los usuarios.
  • Elaborar contenido específico para captar diferentes tipos de audiencia.
  • Fomentar la interacción frecuente con los usuarios, dando respuesta a sus consultas de forma oportuna.
  • Desarrollar confianza a través de una buena atención, pues esto permite credibilidad de marca.
  • Utilizar llamadas a la acción que impacten, pues permite que los usuarios puedan interactuar con el contenido.

¿Cómo definir el plan de contenidos?

Existen varias formas de hacerlo, pero es necesario centrarse en algunos puntos clave. De esa forma podremos establecer una metodología sencilla que nos permita seguir algunos lineamientos y medir adecuadamente la gestión de contenidos.

cómo hacer un plan de contenidos

Definir nuestra audiencia

Responde a quién vamos dirigir nuestros contenidos. Es imprescindible conocer sus necesidades, a nuestros usuarios les interesa resolver sus problemas, divertirse o aprender.

Realizar una tormenta de ideas

Esta técnica consiste en desplegar una gran cantidad de ideas genéricas, pero que pueden servir para nuestros propósitos de contenidos. Luego se revisan y se determinan cuáles integrarán nuestro plan.

Escoger los tipos de formatos

Como sabemos, existe una variedad de formatos para contenidos entre las que tenemos: publicaciones (artículos, posteos), ebooks, whitepapers, infografías, plantillas, podcast, videos, encuestas, gráficos, webinars, citas favoritas, diapositivas, listas, entre otros. Dependiendo en que etapa se encuentra la información desplegada, se desarrollan o personalizan estos contenidos para generar el impacto o interacción deseada.

Definir los tipos de contenidos

Aquí lo que se busca es definir qué es lo que vamos a publicar. Para ello se debe establecer los temas que se van a desarrollar, es preferible que se clasifiquen por categorías. Cada categoría tendrá diferentes contenidos en el tiempo. Existen diferentes formas de clasificar contenidos. Una forma sencilla es hacerlo de la siguiente manera:

  • Contenidos de valor. Resuelve un problema, otorga una solución, es información valiosa.
  • Contenido creativo. Capta la atención del usuario a través de las emociones y genera cantidad de interacciones.
  • Contenido educativo. Permite conocimiento o aprendizaje sobre nuestra propuesta de valor.
  • Contenido promocional. Genera tráfico o conversión a través de nuestros productos.

Alinearse al tono de comunicación

Dentro de nuestra línea de trabajo comunicacional, debemos definir qué tono deben tener los contenidos generados. Para ello, es necesario identificar nuestro lineamiento de comunicación de forma que tenga coherencia con el tono de comunicación y la personalidad de la marca.

Establecer nuestros canales digitales

A pesar de que conocemos dónde vamos a publicar los contenidos, como es el caso de un blog, se deben definir cuáles son los canales en donde vamos a compartirlos. Como por ejemplo en que redes sociales se van a replicar. O si es necesario utilizar Social Ads para lograr alcance. Además se deben establecer los horarios más adecuados para que sean visualizados por nuestro target. Cada canal tiene diferente comportamiento y diferente target.

Implementar una gestión de contenidos

Administrar los contenidos puede ser engorroso si antes no se han establecido los lineamientos para la creación de contenidos. Por ello, es importante establecer como se realizará la publicación de contenidos. Los mismos pueden ser elaborados de forma individual. Algunos pueden requerir de plataformas que permitan su programación secuencial.

No está demás mencionar que dentro de la gestión de contenidos, se tenga que definir las personas encargadas para desarrollar el material (community manager, fotógrafo, audiovisual, redactor, etc.) así como establecer los presupuestos requeridos para cumplir los fines de la marca.

Desarrollar el calendario editorial

Es un formato en el cual se define cuándo y con qué frecuencia se publican los contenidos. Para ello, se establecen las fechas y horas de publicación. Se agrupan los temas en categorías con el fin de organizarlas en temas afines. Aquí la intención es reforzar el posicionamiento de marca. El calendario editorial debe desarrollarse mucho antes de publicarlo. Es decir, si queremos empezar a publicar el día 1 del mes, los contenidos deben desarrollarse por lo menos una quincena antes, para que haya tiempo de revisar los mismos y/o cambiar los mismos en caso sea necesario.

Identificar las métricas o KPIs

Medir nuestra gestión de contenidos nos permite determinar si estamos avanzando en la dirección correcta. Aquí se definen los KPIs que medirán los avances del plan de contenidos. De esta forma entenderemos cómo contribuyen los mismos para alcanzar los objetivos planteados.

¿Cómo definir los objetivos y métricas del plan de contenidos?

Los objetivos están en función a las consideraciones que necesita la organización. Para ello se deben definir las estrategias y acciones a realizar, así como las métricas con las cuales se hará el seguimiento.

Tráfico

Existen varias formas de llevar tráfico al sitio web. Pero es necesario reconocer cuanto de ese tráfico se genera desde el blog o desde las redes sociales. Esto nos permite entender el volumen de visitas para conseguir tráfico y su porcentaje de participación. Algunos indicadores que se pueden usar son: número de visitas al sitio web, número de fans o seguidores, número de suscriptores al blog, entre otros.

Conversión

Una de las funciones requeridas en el marketing de contenidos es conseguir leads. Esto es debido a que dichos usuarios tienen interés en nuestros contenidos, que están relacionados con nuestro giro de negocio. Aquí no hablamos necesariamente de publicidad, salvo se utilice publicidad online como Social Ads. En el caso puntual de un sitio web o puntualmente un blog, lo que se busca es escoger algunas palabras clave de mucha calidad aunque de poco uso. Algunos KPIs que se pueden utilizar serían: número de descargar de un archivo, número de registros o leads, número de suscripciones, número de reproducciones de un video, ratio de conversión, entre otros.

Difusión

Los contenidos de gran difusión muchas veces se viralizan por el tipo de información que se despliega. En otras ocasiones, se consiguen con contenidos creativos que llaman la atención más rápido. La función de los contenidos virales es que se compartan con la mayor cantidad de personas para que sean difundidos y de esa forma lograr alcance. En redes sociales es más común conseguir contenidos de este tipo. Las métricas que se pueden utilizar son: número de me gusta, numero de veces compartidos, número de usuarios únicos, ratio de viralidad, entre otros.

Branding

Al realizar marketing de contenidos, lo que se busca es reconocimiento de marca para que la nuestra sea una alternativa diferente frente a la competencia. Por ello, aquí es importante mantener la imagen de marca a través del incremento de su notoriedad. Algunos indicadores que pueden ser usados aquí son: número de impresiones, número de interacciones, porcentaje de engagement, y otros.

Información

Está muy ligado al tipo de contenido de valor, el cual le sirve al usuario para solucionar un problema o necesidad. Es por ello que este tipo de objetivo lo que busca es desarrollar contenidos relevantes que brinden información útil para los usuarios. Algunos KPIs que se pueden utilizar son: número de me gusta por post, número de comentarios, número de reviews, entre otros.

Conclusiones

El marketing de contenidos es una herramienta muy importante dentro de una estrategia de marketing digital. Las acciones de comunicación que se despliegan en el plan, le pueden favorecer en su estrategia de branding digital. Para ello, se debe elaborar de forma organizada la información que se va a desarrollar en un plan de contenidos. La organización de los temas en un calendario, le permitirá un manejo eficaz del tiempo. Sumado a ello, demostrará conocimiento de experto en su sector lo cual generará la confianza de sus seguidores para considerar sus productos como una opción diferente.

¿Has desarrollado un plan de marketing de contenidos? ¿Cuáles son los lineamientos que has establecido para este plan?

Leave a Reply